Saltar al contenido

Tu tienda online de aparadores

Te damos la bienvenida a Aparadores.net, tu página web de referencia para buscar el aparador ideal para tu casa. En esta página encontrarás toda la información que necesitas sobre el mundo del aparador para saber qué modelo necesitas en tu hogar, cuáles son las diversas alternativas que tienes y cómo resolver todas tus dudas sobre cuidado o limpieza de aparadores, entre muchas más cosas.

El mayor catálogo de aparadores de internet

¿Qué estilo de aparador va contigo?

Las mejores marcas de aparadores

El catálogo online de aparadores no está limitado al espacio físico de exposición de una tienda, por lo que es más fácil acceder a una variedad más amplia de modelos y marcas como Demeyere o Duehome.

¿Dónde colocaras tu aparador?

Según la estancia donde lo colocarás, puedes descubrir modelos especiales para dicha sala. Ya sean aparadores de cocina, salón, recibidor…

Antes de empezar, ¿Qué es un aparador?

El aparador (término proveniente del latín apparator, “preparador”) es un mueble con función de armario auxiliar, ubicado principalmente en el comedor y usado para almacenaje, principalmente de todos los utensilios empleados para preparar la mesa: mantelería, cubiertos y todo tipo de menaje.

Con el paso del tiempo, el uso del aparador se ha ido ampliando y modernizando, de modo que ahora es habitual encontrarlos en otros espacios domésticos como el pasillo o la cocina; reinterpretados en su función, con estantes y partes de vitrina para exposición de objetos y arte en el salón, y realizados en una infinidad de materiales y acabados.

Aparador de madera, el más vendido del mercado

El máximo exponente de este mueble tan versátil es el eterno aparador de madera. La madera es un material muy noble y que, en la actualidad, puede trabajarse de mil maneras para adecuarse a cualquier estilo de decoración. Puedes encontrar aparadores de madera al natural, pero también tienes a tu disposición aparadores lacados, de madera barnizada, pintados o decorados con estampados vinílicos u otros más rústicos…

Ideas de decoración para aparadores

 

  • Aparadores de madera blanca: los aparadores con este acabado, rebosante de brillo, son ideales para dar ligereza y apertura de espacio donde los coloques. Son muy recomendables tanto para salones como pasillos, puesto que su aspecto liviano hará que tu hogar gane en espacio sin parecer angosto o apretado.
  • Aparadores de roble nórdico: la ebanistería nórdica tiene una fama que la precede. Es robusta, recta y sobria, ideal para dotar a tu salón de un aire minimalista y soberbio pero también hogareño, puesto que los colores oscuros y naturales de la madera evocan con fuerza esa calidez de la sala de estar de antaño.
  • Aparadores de madera negra: estos aparadores tienen acabados normalmente lacados, ya que las maderas negras más nobles, como el ébano o el wengué, están al alcance de pocos bolsillos (si las encuentras a precio económico, o es una gran oferta o no es madera maciza). Son aparadores rectos y decoran cualquier estancia con elegancia, además de contrastar muy bien con prácticamente toda la paleta cromática que elijas para el resto de la habitación.

¿Qué tipos de aparador existen?

aparador-blanco-y-negro

Hay muchas formas y configuraciones disponibles a la hora de escoger el aparador ideal, así que te traemos una clasificación muy útil para intentar encajar tu aparador ideal en alguna categoría concreta que te ayude en ¡una búsqueda de éxito!

  • Aparadores de salón: la clase más estándar. Un mueble de toda la vida para un uso de toda la vida. En el salón-comedor, con muchos cajones para la mantelería o el menaje, espacios de estante o vitrina para la cristalería o para guardar la loza… Imposible no encontrar un aparador que se ajuste a esta descripción.
  • Aparadores de cocina: lo más habitual en las cocinas es tener muebles a modo de alacena: armarios con puertas o cajones para ganar espacio de almacenaje. Serán sobre todo muebles de poco fondo para no abarrotar un espacio típicamente lleno.
  • Aparadores para entradas/recibidor: en esta categoría encontrarás sobre todo aparadores tipo coqueta: muebles ligeros, a menudo con tabla superior equipada con espejo, y espacios útiles como baldas o pequeños cajones para dejar cosas que siempre quieres tener a mano.
  • Aparardores para televisión: con la tecnología del s.XXI se hace necesario disponer de muebles para el salón o el dormitorio de gran tamaño, con una tabla o un vano entre estantes donde quepan los grandes televisiones de plasma y las smart TV que ahora encuentras en todos los hogares. Lo más normal es que estos aparadores sean íntegramente cajoneras o, si adoptan otras configuraciones, estén poco compartimentados.
  • Aparadores para pasillos: estos aparadores con poco fondo te ayudan a aprovechar el espacio de tránsito de tu vivienda para convertirlo en una biblioteca o en un almacenamiento auxiliar cuando las decisiones de diseño reducen tu capacidad para guardar objetos en otras estancias. Para complementar el carácter liviano de estos diseños de apador, muchos son de tipo flotante: se fijan a la pared y parece que levitan, ganando ligereza.
  • Aparadores para dormitorios: en los dormitorios se utiliza mucho las mesitas de noche y las cómodas. Muebles de cajones amplios para guardar ropa, sábanas y artículos similares que tener siempre a mano. Las opciones y los modelos son muy variados y es fácil encontrar dimensiones que se ajusten al tamaño y distribución de cualquier dormitorio, según el espacio que tengas disponible para colocar un mueble.

Modelos de aparadores más vendidos

Si tienes claro el tipo de aparador que quieres para tu casa, lo más probable es que te venga mejor buscarlos directamente por su modelo, sabiendo de antemano qué características buscas en tu mueble ideal.

  • Aparadores con cajones: los cajones no dejan de ser la característica más básica de los aparadores. Dado su uso principal, lo que querrás guardar en este mueble no debe estar expuesto constantemente al polvo (como cubiertos, servilletas, menaje), así que la mayoría de los diseños girará en torno a este modelo de aparador con cajones.
  • Aparadores con espejo: ideales para el recibidor, el dormitorio o una esquina de pasillo. El aparador con espejo puede variar en tamaño: tu preferencia debería buscar los espejos más grandes si el mueble va en un espacio cerrado, ya que el reflejo ayuda a infundir profundidad.
  • Aparadores con patas: según tus necesidades de espacio, puedes encontrar aparadores que sean más decorativos: con menos espacio de almacenaje pero unas patas más grandes. Rellenan huecos en estancias sin necesidad de abarrotar la pared y sin arriesgarte a dejar un mueble vacío en un espacio concurrido del hogar.
  • Aparadores con vitrina: estos son ideales para decorar el salón, por ejemplo, encuadrando el espacio de la televisión y creando un espacio para exponer fotografías, porcelana, figuras coleccionables o cualquier objeto decorativo.
  • Aparadores con puertas: estos aparadores son un híbrido entre aparador y vitrina. Sustituyen los cajones con estantes, pero se cierran con puertas macizas o avitrinadas. El espacio interior repartido en estantes te da más libertad para almacenar objetos que, por sus dimensiones (o por el sentido estético a la hora de colocarlos), no podrían guardarse cómodamente en cajones. Ideales como muebles bajos; una alternativa es utilizar el aparador como mueble de tv.
  • Aparadores con poco fondo: se usan para maximizar espacios estrechos, como los pasillos, o también para dar eficiencia a espacios grandes que quedarían infrautilizados, como los usos de comedor en los salones. Tienden a desarrollarse en altura e incluyen secciones de estantería para poder aprovechar la dimensión que más pueden exprimir.

¿Cómo decorar un aparador?

Los aparadores convencionales tienen espacio de sobra para almecenar cosas, por lo que las zonas más visibles pueden aprovecharse para decorar y añadir un toque personalizado al ambiente de tu casa. Puedes utilizar fotografías, manualidades, esculturas o figuras, plantas… Las opciones son infinitas.

Procura colocar los objetos de mayor protagonismo a la altura de los ojos, y deja los puntos más altos para objetos que puedan disfrutarse fácilmente a pesar de la peor visibilidad; también aquellos que no necesiten estar muy accesibles.. Por seguridad, en cualquier caso, evitar colocar en alto objetos muy pesados o inestables.

Más allá de estos consejos básicos para decorar tu aparador, las reglas las pones tú.

¡Disfruta decorando tu aparador!

¿Dónde comprar aparadores baratos?

Los referentes actuales para comprar aparadores, aquellos con un alcance masivo, son nombres que conocerás de sobra: además del omnipresente Ikea, tienes cadenas de hipermercados especializadas como Conforama y Carrefour.

Si entramos a hablar de mobiliario de diseño, las opciones para comprar tu aparador son muchas, también se trata de un catálogo de aparadores más reducido y con estética muy personales, donde quizás encuentres menos variedad para escoger (y el precio será mayor), se destacan los aparadores vintage.

En los tiempos que corren, la compra online es una opción muy recomendable. La opción de entrega a domicilio es siempre más cómoda en estas compras y los precios suelen ser más bajos para que sigan siendo atractivos a pesar de tener que cubrir gastos de envío.

Por suerte, muchos vendedores de aparadores te ofrecerán envío gratis superando un importe mínimo: la satisfacción del cliente juega a tu favor en este aspecto.

¿Cómo limpiar un aparador?

Si juntamos “muebles” y “limpiar” en una misma frase, es fácil pensar en el clásico “pasar el plumero” y terminar rápidamente. Con el paso del tiempo, sin embargo, tu aparador necesitará un cuidado especial. Existen productos especiales entre los que podrás escoger, como limpiadores específicos para madera (¡incluso para tipos concretos de madera!) aceites para madera…

Su modo de aplicación es casi siempre en superficie, con recomendación previa de probar el producto primero en una zona de díficil visibilidad para comprobar que has escogido correctamente y no vas a dañar tu aparador.

En ocasiones, el propio fabricante te recomendará el tipo de producto que mejor se ajusta a sus modelos, pero si no siempre puedes recurrir al etiquetado del producto para descartar cuál es el adecuado para ti según la madera, el acabado superficial, o incluso la ubicación del mueble (aparadores para exteriores, expuestos constantemente al sol u otros agentes atmosféricos).

¿Cómo pintar aparadores antiguos?

Una recomendación general para abordar proyectos de este tipo: tu aparador necesitará un pretratamiento.

Herramientas necesarias para restaurar un aparador

Si lo que buscas es restaurar un aparador que tienes para darle una segunda vida, pintarlo puede ser una excelente idea. Necesitarás siempre, en todo caso, preparar primero la superficie de madera para asegurarte de que la pintura aplicada será duradera y resistirá bien no solo el uso, sino también las características del material (como la adherencia o la porosidad).

Para un pretratamiento óptimo, necesitarás sobre todo herramientas de lijado, como papel de lija o una lijadora para las grandes superficies.

En trabajos más elaborados, donde haya que retirar pinturas o barnices previos, probablemente necesitarás productos y herramientas concretos, como lana de acero y disolvente en el caso de los barnices, o decapante y espátula para retirar pintura.

Todo un mundo de aparadores por explorar

Esto no deja de ser una introducción a todo lo que podemos ofrecerte en nuestra tienda de aparadores. En nuestras diversas secciones encontrarás toda esta información con mucho más detalle para dar con la solución exacta que andabas buscando. ¡El aparador que lleva tu nombre, lo encontrarás en Aparadores.NET!